¿Sabes cómo actuar en caso de una emergencia con fuga de gas?

 In Noticias

En Arce Asistencia S.L nos preocupamos por tu bienestar, por esto te traemos importantes consejos para que sepas cómo reconocer una fuga de gas y cuándo es el momento idóneo para llamar a los expertos y pedir asistencia técnica. 

Ante una fuga de gas, son muchas las personas que desafortunadamente han perdido la vida, en la mayoría, estas situaciones tan lamentables pudieron evitarse simplemente tomando en cuenta los indicios de lo que estaba sucediendo y consultando con nuestra empresa de asistencia técnica. 

Generalmente, la mayoría de las personas pueden identificar una fuga de gas con facilidad debido al componente de metanol que es quien le brinda este olor tan característico. En este caso, a veces, se suele confundir con el olor a basura o a descomposición, sin embargo, el metanol tiene un olor mucho más profundo y dulce. Aunque es muy común que cuando haya una fuga de gas, lo notemos al instante, seguramente se dará algún caso en el cual por razones que no manejamos, nos sea claramente imposible de identificar dicho olor y aquí es donde vienen los problemas. 

Si tenemos una exposición muy frecuente a la afluencia de gas, es posible que ya nuestros sentidos se encuentren saturados de dicho olor y que por lo tanto nos sea muy difícil reconocerlo. Por esta razón, debemos siempre estar alerta, sobre todo si trabajamos en algún lugar en donde estemos expuestos a dicho elemento. De igual manera, existen algunos otros componentes que nos impiden notar la presencia de una fuga de gas, como por ejemplo algunos medicamentos que nos impidan estar en nuestros cinco sentidos o el uso de sustancias alcohólicas o psicotrópicas. 

Ahora bien, si nos encontramos en condiciones normales, y queremos detectar una posible fuga de gas, ya sea que estemos en el trabajo o en casa, ¿Qué debemos hacer? ¡Quédate con nosotros y te lo explicaremos!   

El primer sentido a tener afilado: el olfato 

Como ya hemos mencionado anteriormente, el olfato es el primer sentido al que debemos prestar atención. El gas natural tiene un olor muy peculiar que nuestra nariz detecta inmediatamente. Si estamos presenciando una fuga de gas, lo más probable es que nos demos cuenta instantáneamente por el olor del mismo. La verdadera importancia radica en saber reconocer cuando esto sucede y no confundirlo con algún olor externo o restarle importancia. 

Si sentimos algún olor a “descomposición” o a “huevos podridos” inmediatamente debemos colocarnos en estado de alerta y comenzar a investigar de dónde proviene la fuga. Asegurándonos antes de que efectivamente no se trate de algún otro factor, por supuesto. Si se nos dificulta ubicar el lugar de la fuga de gas, lo más conveniente es que abandonemos el área inmediatamente y  contactemos a nuestro equipo personal de asistencia técnica. Los primeros minutos serán imprescindibles a la hora de marcar una diferencia, y las acciones que podamos tomar, tal vez marcarán una diferencia entre la vida y la muerte. Por ello, debemos estar preparados para esto y tener el contacto de los profesionales a mano. Sin alterarnos, y con mucha calma debemos llevar a cabo dichas acciones, para que los encargados puedan obtener la mayor información posible (¿desde cuándo se encuentra activa la fuga de gas? ¿cuáles son las posibles causas que podrían estar ocasionándolas?). 

Agudizar el oído para evitar posibles desastres 

El segundo sentido del cual nos debemos fiar al momento de ubicar una fuga de gas, es nuestra audición. En este caso cuando existe una fuga de gas, se suele producir un sonido ligero o soplido cerca de las líneas de gas. Es un sonido muy bajito como un siseo y por esto debemos estar atentos y agudizar nuestra escucha; suele ser común que la mayoría de las personas no logre ubicar este sonido, o que, si lo sienten, decidan pasarlo por alto. Pero la importancia de esto, radica en que, si estamos seguros y tenemos más de dos indicios, debemos contactar a los profesionales.

La visión también es de gran ayuda 

Finalmente, aunque el gas sea un elemento que no se pueda ver fácilmente al ojo regular, hay pistas que podemos tomar en cuenta a la hora de presentarse una fuga de gas. En este caso si estamos hablando de una fuga de línea externa, podemos observar lo que rodea a la tubería y preguntarnos ¿Está todo como debería estar? O por el contrario ¿Hay naturaleza muerta alrededor, levantamiento de polvo o algún indicio que nos diga que las cosas no van bien? No olvides que en Arce Asistencia contamos con el personal capacitado a la hora de brindar soporte técnico en estos casos. Si sospechas de alguna fuga de gas, contáctanos inmediatamente.

Dejar un comentario